Carta de irmá Lucilia

Siempre es una alegría recibir noticias de nuestra querida Irma Lucilia. Aquí tenéis la carta que nos ha hecho llegar para todos vosotros.
Queridos amigos,
Después de un largo silencio, estoy aquí de nuevo para compartir con vosotros nuestra vida.

Mozambique, después de un tiempo de inseguridad y de ataques en las carreteras, vuelve a disfrutar de la paz. Saborea este gran Don que brotó, más allá del diálogo de las partes involucradas, de la oración y el sacrificio del pueblo de Mozambique. Vivimos en tiempos de inseguridad pero, afortunadamente, aquí en el Centro no nos hemos visto afectados directamente.

Nuestras niñas internas están creciendo y convirtiéndose en pequeñas damas … De las ciento veinte solo una no va todavía a la escuela. La mayor parte están cursando los cursos del 7 º grado al 12º.

A finales de este año, Angélica terminará el último curso de la enseñanza secundaria y desearía iniciar Medicina. El año que viene vamos a tener por lo menos 15 internas que terminan el 12º grado … Queridos amigos, mirar a estas jóvenes es ver el poder del amor, la solidaridad, el ambiente familiar… y también del apoyo que cada uno de vosotros les habréis ofrecido. El pasado domingo doce de estas niñas fueron bautizadas. Estaban muy lindas, envueltas en «nubes blancas» y con el corazón inundado de luz. El día 30 otro grupo recibirá la confirmación, corroborando la fe que creció como una pequeña llama dentro de cada una.

Nuestros huérfanos en las familias fuera del centro, vuestros ahijados, también crecen y dan paso a otros que tanto necesitan. Una vez más apelo a los padrinos y madrinas cuyos ahijados ya han salido del programa por haber cumplido los 13 años, para que den la bienvenida a otro niño, porque cada día llegan a nuestro centro nuevos bebés huérfanos pidiendo ayuda. En este sentido, dentro del programa de apadrinamientos, el próximo día 19 nos disponemos a distribuir los productos de primera necesidad a los que todos vosotros contribuís con vuestras donaciones.

Hablando del paso de la niñez a la juventud, mucha gente me pregunta: «Cuando estas niñas (internas) terminen el nivel de educación secundaria, 12º grado, ¿qué será de ellas?»

El gran reto ahora es conseguir donantes que financien becas para que puedan continuar su formación. Cursos de formación media o incluso la universidad.

Las dos que dejaron el centro a finales del año pasado, Ilda Tomás y Belarmina Henrique, han empezado ya este camino: la primera estudiando Gestión de Recursos Hídricos; la segunda en la facultad de Hostelería y Turismo.

El Centro continúa a «embellecerse.» Cada grupo de voluntarios que allí va deja su «sello», y todos ellos contribuyen a crear un entorno cada vez más agradable y educativo. Os envío algunas fotos para que nadie olvide aquello que vio nacer…

Queridos amigos, queridos madrinas y queridos padrinos, Mozambique está en paz. Quien quiera tomar un breve descanso y venir, ver y estar… ¡sabe que la hospitalidad está garantizada!

Tener por seguro que, aunque escriba poco, no dejo que ninguno salgáis de mi corazón ni de mis oraciones … y así, una vez más, os doy las GRACIAS.

Vuestra Hermana Lucília Teixeira
PD. Ha habido problemas con la dirección: inharrime.fma@gmail.com No recibo respuestas a los correos que envío. Por este motivo, a quien desee comunicarse conmigo le pido que lo haga a: irmaluciliateixeira@gmail.com. La otra dirección seguirá activa, pero es más segura esta última.

Obrigada.
Irma Lucilia

Un abrazo para todos
Manuel